Detección del intruso inalámbrico

Hay varios síntomas que indican la presencia de un intruso en una red WiFi doméstica. Con todos tus ordenadores y dispositivos apagados o desconectados de la Red, mira las luces de actividad del router: un parpadeo rápido y continuado indica que hay dispositivos conectados y transmitiendo un gran flujo de información.

Medición de velocidad con BASpeed

Un medidor de velocidad ayuda a confirmar la pérdida de ancho de banda

La intrusión, en caso de que el vecino se porte mal, afectará también la velocidad de descarga a la que estés acostumbrado. Un usuario de MegaUpload, por ejemplo, puede encontrarse de repente con la IP bloqueada por una descarga que se esté realizando desde su router… pero no desde su ordenador. La sensación de pérdida de ancho de banda es difícil de cuantificar: programas como BASpeed o NetWorx te ayudarán a confirmarla.

AirSnare

AirSnare acaba de encontrar varios “intrusos” (dispositivos desconocidos)

Hay herramientas dedicadas a la caza de intrusos. La primera y más conocida es AirSnare, que lleva sin actualizarse unos cuantos años, pero que en muchas máquinas funciona todavía sin problemas. AirSnare escucha el tráfico que pasa por el adaptador de red hasta obtener todas las direcciones MAC conectadas a la red local. Una utilidad similar, aunque en línea de comandos, es la interesante Fing.

Zamzon

El sencillo -pero efectivo- Zamzom Wireless Network Tool

Zamzon Wireless hace lo mismo, mas carece de todas las opciones de AirSnare, como el envío de mensajes o el registro de eventos. AirSnare, además, emite avisos acústicos cada vez que descubra una dirección desconocida. ¿Quieres estar totalmente seguro de que lo que has detectado es un intruso? A veces, intentar el acceso a los recursos compartidos del ordenador ajeno puede quitarte de dudas. Ve a Inicio > Ejecutar y escribe \\ seguidas por la IP detectada. ¡Sé bueno!

NetBios

Si el intruso no tiene cortafuegos y comparte carpetas, esto será divertido

Por último, siempre te queda el panel de control del router: ábrelo escribiendo la dirección 192.168.1.1 o 172.168.0.1 en el navegador, introduce usuario y contraseña (si no las conoces, busca las de tu aparato en RouterPasswords.com o CIRT) y navega hasta un menú llamado “Wireless Clients”, “Connected Clients” o similar. Lo reconocerás por una tabla en la que se muestran direcciones IP locales y direcciones MAC. Ten en cuenta que cada dispositivo que tengas en casa (como las consolas) tendrá su propia IP.

Wireless Clients

Bien, no hay intrusos. Puedo dormir tranquilo.